4GEMMA PIEDRAS.jpg

Sobre Danacalma

 

En sánscrito "dana" significa dar.  Para mi danacalma es dar calma. El propósito es llegar a ese lugar de silencio, de paz, de tranquilidad que se encuentra tanto en el interior de cada uno como en la infinitud del universo, en medio de un frondoso bosque, en inmensidad del mar o contemplando la belleza de una obra de arte.

Danacalma te ayuda a reconectar con ese espacio porque es en esa calma el lugar en el que podemos, pensar, sentir y existir con más plenitud de consciencia.

Danacalma es un viaje interior y exterior,  porque lo que es arriba es abajo, porque lo que es a fuera es a dentro, porque el alma está en viaje constante y porque todos en algún momento hemos necesitado alguien o algo que nos guíe en algún punto del camino.            

Sobre Gemma

 

Hola, mi nombre es Gemma,  ya desde pequeña llegaba a mi casa con los bolsillos llenos de piedras y me pasaba tardes enteras contemplando mis cajas de minerales. Luego crecí y como nos suele pasar al hacernos mayores me olvidé completamente de aquel mundo que me fascinó en mi niñez.

Estudié Humanidades, Comunicación audiovisual, guía oficial, trabajé en un videoclub, en una librería, en una academia, fui maestra de secundaria, viajé lo que pude, viví en Estrasburgo...

A mis 23 años empecé a interesarme por la práctica del yoga y la espiritualidad y poco a poco fui adentrándome en este mundo. Esto me llevó en el año 2015 a realizar el curso de sanación con cristales y a iniciar, en el año 2016, la formación para ser profesora de yoga en lo que es para mi un hogar, una escuela, un oasis de calma: la escuela yogavida.

Actualmente combino mi trabajo de guía cultural que realizo desde 2012 con el mundo del yoga y la sanación. Dos ámbitos en en los que sigo formándome y aprendiendo cada día.

Danacalma es un poco la amalgama entre estos dos mundos, guías y espiritualidad, contar lo exterior y conectar con el interior.  Pues a mi modo de ver, ambos mundos se complementan y retroalimentan el uno con el otro pues al fin y al cabo todo es espíritu.